Paraná Ciudad

sábado 13 julio, 2024
sábado 13 julio, 2024

Aumenta 100% el peaje en la ruta 14 y en el puente Victoria-Rosario, y luego habrá ajustes cada mes

El Estado nacional autorizó un aumento del 100% en las tarifas del denominado Corredor Vial 18, que integran las rutas nacionales 12 y 14 que atraviesan la provincia de Entre Ríos, y también en la ruta nacional 174 que une a la localidad de Victoria y Rosario.

El nuevo cuadro tarifario comenzará a regir en las próximas horas.

Así, el cruce por el puente Zárate-Brazo Largo en auto pasará de 550 a 1.100 pesos, mientras que los peajes en Colonia Elía, Yerúa y Las Piedritas, aumentará de 300 a 600 pesos, para esa categoría de rodado. En tanto que el cruce por el puente Nuestra Señora de Rosario, que integra en la zona sur a Entre Ríos con Santa Fe, será de 150 pesos en motos y 300 pesos para los autos.

Asimismo, se estableció que habrá un ajuste considerando el denominado Coeficiente de Variación Tarifaria (CVT), que implica un aumento del peaje, costo del transporte y de la inflación.

La decisión mereció la crítica del Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (Conaduv), que hace muchos años cuestiona tanto el sistema de peaje, como la modalidad para autorizar incrementos tarifarios en consultas ciudadanas “decorativas”.

En ese sentido, Conaduv volvió a insistir en su rechazo a la “consulta Ciudadana” convocada por la Dirección Nacional de Vialidad (DNV), “por ser un simple formalismo, meramente decorativa, de carácter no vinculante y no presencial, por escrito, y con la sola finalidad de imponer y habilitar un nuevo incremento en las tarifas de peaje que cobrará la empresa inoperante e incumplidora Caminos del Río Uruguay S A”.

Como suele ocurrir habitualmente, hay que destacar que el aumento ya estaba autorizado antes de la realización de la Consulta Ciudadana citada.

“Es sumamente grave que se premie a una empresa incumplidora con un 100 % de aumento en el peaje y cuya prórroga contractual se encuentra investigando la justicia, y que la Consulta Ciudadana se haya llevado a cabo sin que exista un Ente Regulador ni Marco Regulatorio que defienda los derechos de los usuarios viales tal cual lo exige la Constitución Nacional en su artículo 42. Las concesiones viales tienen carácter de servicio público”, señaló Jorge Zatloukal, integrante del Conaduv.

Por otra parte, Ricardo Lasca, del Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos (CADIA) y Coordinador del CONADUV, manifestó: “Es lamentable la actitud injusta y poco democrática de las correspondientes autoridades nacionales, que imposibilitan el debate y cambio de opiniones entre las respectivas áreas de gobierno y los usuarios viales directos e indirectos, no pudiéndose evitar ni alterar el porcentaje de aumento que ya se encontraba definido y aprobado de antemano en las respectivas Resoluciones redactadas por la Dirección Nacional de Vialidad (DNV).

Los caminos son de dominio público y no propiedad exclusiva de quienes gobiernan”. “Asimismo, y no es un dato menor, según información aparecida en diversos medios de prensa y difusión, la Empresa Caminos del Río Uruguay S. A. se ha presentado en Concurso Preventivo de Acreedores y esta situación se encuadra como causal de extinción de contrato. También obsta las prórrogas.”

En ese sentido, se señaló “la indebida e irregular situación de Caminos del Río Uruguay S. A., bajo un régimen de peaje inconstitucional, ilegal, inviable e injusto, con renegociaciones y prórrogas indebidas y un traspaso a la misma, en forma directa, sin licitación ni convocatoria a audiencia pública del Puente Rosario – Victoria y Ruta Nacional 174.

Vale recordar que la Conaduv insiste en la eliminación del actual sistema de “falso peaje o impuesto al tránsito” con cabinas de cobro en ruta que existe en las Rutas Nacionales 12 y 14, y Puente Rosario – Victoria y Ruta Nacional 174, “reemplazándolo por el peaje indirecto sin cabinas de cobro en ruta, reasignando parte de los fondos que se recauda de Impuesto a los Combustibles y haciendo que la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) se haga cargo de atender las tareas de conservación y mantenimiento que garanticen el buen estado de transiitabilidad de los corredores viales en cuestión. Así se logrará inversión y puestos de trabajo, baja en el costo de transporte, mejorar la situación de las economías regionales, disminución en los accidentes y siniestros viales, entre tantos otros beneficios”.